NOTICIAS

ALQUILER DE GRUAS MÓVILES ENTRE ZARAGOZA Y EL MEDITERRÁNEO

El área del Mediterráneo ha sido una de las zonas mas activas de alquiler de grúas móviles autopropulsadas en España, en la última década. La componen fundamentalmente las empresas de las comunidades de Cataluña (con Barcelona y Tarragona a la cabeza) y Valencia, pero también han tenido una gran influencia tanto Murcia como la provincia de Almería. El triángulo compuesto por estas dos comunidades mas la provincia de Zaragoza, ha contado con empresas de alquiler de distintas configuraciones y tamaños que han tenido la ocasión de exportar sus servicios por todo el territorio nacional.

Mientras Barcelona y Tarragona en Cataluña, contaban con un mercado atomizado en manos de decenas de pequeñas y medianas empresas de alquiler de grúas móviles autopropulsadas, donde apenas destacaban cinco o seis de ellas por contar con mayor solvencia y un parque mas variado y de mayor tonelaje (Grúas JJ, Serrat, Grúas Palau, Caballer, Leman, …); Valencia era sin embargo un claro ejemplo de dominio por parte de dos grandes empresas de alquiler en la región (Grúas Rigar y Grúas Bonet), con flotas de cerca de cien grúas móviles autopropulsadas y mas de doscientos vehículos en total. Ambas empresas competían con otras de mucho menor tamaño diseminadas entre la capital y el interior de la propia provincia de Valencia, lejos de la costa y con un puñado en Castellón y Alicante, de una relevancia aún mucho menor. De igual modo en Zaragoza, dos grandes empresas de alquiler como Ebrolift y El Portillo, tuvieron la ocasión de aprovechar el mercado local, el del mediterráneo hacia Barcelona y gracias a su favorable situación logística, de colocar grúas móviles autopropulsadas cerca de Madrid, si la ocasión lo merecía.

Barcelona, Valencia y Zaragoza, constituyen un triángulo geográfico que ha supuesto una cantera inagotable de trabajos de infraestructura hasta la crisis de 2008, en materia de carreteras, ferrocarril, líneas de metro, etc., lo que supuso la proliferación de empresas de alquiler y concentró en la zona cientos de grúas móviles de todas las marcas y tamaños, desde celosías de 600 t a grúas autopropulsadas de dos ejes, pasando por grandes telescópicas de todas las capacidades (700 t, 500 t, 400 t, 350 t, …). De hecho, el mercado de ocasión en España, se ha cebado especialmente en este area geográfica, debido a la abundancia de equipos inactivos durante la crisis del sector de la construcción, sobre todo en la costa, que aún perdura.

Mas allá de la situación del mercado de grúas móviles autopropulsadas de ocasión en la Comunidad Autónoma de Valencia, en Barcelona y Tarragona y en la propia Zaragoza, el comportamiento del mercado no ha sido muy diferente durante la crisis del sector de la construcción. Junto a la desaparición de muchas empresas alquiladoras de tamaño pequeño y medio, las flotas se han reducido, con suerte, a una tercera parte de su tamaño original antes de la crisis. En Tarragona por ejemplo, coexistían hasta diez empresas de alquiler de grúas móviles de tamaño similar y destacaba especialmente la competencia entre las dos mas poderosas: Rigar y Lemán.

La refinería, el puerto y una pequeña industria sostenían la actividad en la pequeña plaza de Tarragona.