Blog

La ética en los negocios de compraventa de grúas móviles

¿Quién no se ha encontrado en medio de una reunión, negociación o simplemente en una conferencia telefónica, en la que se hayan tratado temas de dudosa legalidad o cuando menos sospechosos de no cumplir los mas básicos principios de ética profesional?

¿Qué hacer en estos casos?. Desde mi punto de vista, la ética en los negocios de compraventa de grúas móviles se basa fundamentalmente en lograr un acuerdo donde ambas partes salgan plenamente satisfechas; esto es, lo que se viene a llamar una estrategia win-win; no sólo cuando se consigue firmar un acuerdo previo, donde se fija el precio y las condiciones, sino y más importante, cuando se llega a la fase final y cada uno de los participantes en el negocio, reciben una contraprestación muy cercana a sus expectativas iniciales.

Pero, ¿qué premisas hay que cumplir, para llegar a esos “resultados éticos” que hemos descrito anteriormente?. De acuerdo con mi humilde experiencia, se pueden sintetizar en tres aspectos fundamentales:

1.- Definición de las condiciones de venta, por parte del vendedor: conviene fijar con absoluta claridad y transparencia, desde el primer momento, tanto el precio de salida, como el plazo de entrega, las condiciones de pago y en su caso, el lugar donde se entregará la grúa móvil correspondiente. Amén de otras circunstancias como las cargas financieras, si las hubiere, o posibles reservas de dominio.

2.- Transmisión fiable de la información a los posibles compradores: evitando cualquier tipo de ambigüedad y sin omitir detalles que aunque puedan perjudicar la venta, el comprador debería conocer, dentro de la más elemental ética profesional (estado de la máquina, historial mecánico de la grúa, accidentes, posibles averías, etc.).

3.- Inspección de la grúa por la parte compradora: bien por el propio cliente, o por cualquier intermediario o inspector nombrado por él. Este es sin duda el aspecto más relevante de la transacción.

Para terminar, yo recalcaría que no es posible enfocar de una forma ética una operación de compraventa de grúas móviles, si falla alguno de los principios anteriores. Mas allá de la protección de los intereses de cada parte, debe primar la transparencia en la comunicación y el objetivo de que ambos contratantes conozcan sin ningún género de duda, lo que recibirán de la otra parte.