NOTICIAS

Recomendaciones internacionales de higienes y seguridad en el trabajo con gruas móviles

Las normas sobre prevención de riesgos laborales del Instituto de Higiene y Seguridad en el trabajo (INHST) en España, son de gran utilidad durante la preparación del terreno y la manipulación de grúas móviles en el lugar de trabajo. Del mismo modo, existe una amplia variedad de normativa equivalente al respecto, dependiendo del lugar del mundo donde nos encontremos. Así tenemos las famosas normas Osha y Asme B30.5 (para grúas móviles y locomotoras) en Norteamérica, HSE (Reino Unido), las normas OSH (Singapur/ Asia) e incluso normas locales como las NCH en Chile o la COVENIN 3177 en Venezuela.

En América los estándares de Osha y la Asme B30.5 (para grúas móviles y locomotoras), son normas mayoritariamente aceptadas en todos los países, dado su grado de especialización basado en la amplia experiencia de Norteamérica en el trabajo con este tipo de maquinaria. Osha son las siglas de la Administración para la Seguridad e Higiene del Trabajo (Occupational Safety & Health Administration) en Estados Unidos y las de ASME lo son de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos; todo lo cual redunda en beneficio de los estándares que como la Asme B30.5 (para grúas móviles y locomotoras) son de mayoritario reconocimiento a nivel mundial y probablemente la base de otras muchas normativas de utilización de grúas móviles. En Chile sin embargo, las Normas NCH sobre Seguridad e Higiene en el lugar de trabajo dependen del Instituto Nacional de Normalización, aunque no parece haber ninguna NCH específica sobre operación con grúas móviles. Mas que Recomendaciones, las NCH son normas técnicas y por tanto disposiciones de obligado cumplimento al igual que las normas ISO.

En Europa las Recomendaciones y Normas editadas por la Federación Europea de Manutención (FEM), son reconocidas por todos los países que forman la asociación (14 en total), pero aparte de las normas UNE relativas al sector e incluso la aceptación de la Asme B30.5 (para grúas móviles y locomotoras), lo cierto es que cada país bajo la batuta del Organismo local competente en la materia, tiene sus propias normas adaptadas a cada sector de actividad. Por ejemplo, el Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo (INHST) en España o el Health and Safety Executive (HSE) en Reino Unido, editan sus propias Recomendaciones relativas al trabajo de las grúas móviles en obra. En concreto, el INHST en España, edita la NTP 208 como guía de buenas prácticas para la manipulación de grúas móviles, aunque no se trate de una norma de obligado cumplimiento, ya que para ello ya existe un Reglamento legal específico.

En Asia la normativa no es tampoco homogénea para todo el continente, ya que hay mas bien un vacío a ese respecto y hace falta un consenso regional, debido al enorme incremento del uso de grúas móviles usadas. Cabe destacar no obstante las Recomendaciones del Occupational Safety & Health (OSH) de Singapur, organismo equivalente al INHST español o al OSHA americano; que es el que lidera los estándares de Seguridad e Higiene en aquella zona. Sus recomendaciones han conseguido reducir la siniestralidad con grúas móviles a menos de la mitad en aquel país.

Lo que es indudable es que la existencia de organismos específicos (OSHA, ASME, INHST, HSE, OSH, etc) sobre seguridad e higiene en el trabajo y la preparación de recomendaciones y normas de prevención (NTP 208, Asme B30.5 para grúas móviles y locomotoras, …) ayudarán a la reducción de la siniestralidad de nuestro sector en todo el mundo.