España Archivos - Kranex

Gruas móviles de ocasión en España

¿Por qué España se ha convertido en el gran supermercado europeo para la venta de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión? ¿Que ha provocado este fenómeno de progresión inusual del mercado de maquinaria de segunda mano? ¿Por qué han desaparecido o están en venta tantas empresas de alquiler de grúas móviles? ¿Que ha pasado en el sector para que en menos de 5 años el parque móvil de grúas autopropulsadas en España haya descendido a menos de la mitad?

Son varios los antecedentes a considerar para llegar a una conclusión lógica. Quizá el hecho que mas ha condicionado el resultado final ha sido el enorme número grúas móviles autopropulsadas nuevas y usadas que se han vendido en España, Liebherr y Demag sobre todo, desde finales de los años 90, hasta el comienzo de la crisis en el año 2008, a razón de 400 unidades totales al año, de media. Otro hecho importante es la burbuja inmobiliaria que arranco paradójicamente también a finales de los 90 y pinchó con la crisis financiera del crédito, en 2007. Por otro lado, en este año se acabaron los fondos estructurales de la Unión Europea, que han venido usándose en los grandes programas de inversión pública en obra civil e infraestructuras.

A este caldo de cultivo se unió a principios del nuevo siglo XXI la carrera de las energías renovables y su repercusión en el mercado de alquiler de grúas móviles de gran capacidad, con la aparición de los primeros parques eólicos y la repentina demanda de grúas móviles autopropulsadas Liebherr y Terex (Demag) nuevas o usadas de este tipo, en España y Portugal. La proliferación de pequeñas empresas de alquiler de grúas móviles, fomentó el crecimiento de una demanda no justificada de estos equipos en nuestro país, incluso en el mercado nc board of pharmacy de ocasión de segunda mano.

Resultado: Con la crisis del crédito a las empresas, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la drástica reducción de la demanda de la construcción pública y privada, el parque de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión en venta en España, principalmente de las marcas Liebherr, Terex Demag, Grove o Luna, creció exponencialmente y en algunos casos, la premura y ansiedad de algunas empresas de alquiler de grúas móviles, provocó un efecto llamada inmediato en los principales mercados de compraventa internacionales de maquinaria de segunda mano.

El número de grúas móviles autopropulsadas en alquiler comenzó a bajar drásticamente en España, pero no al frenético ritmo de descenso de la demanda de faena, ya que nadie pretendía cerrar su negocio en un principio, pero los números mandan y la ya tristemente famosa Ley Concursal, ha hecho el resto. De igual modo, ni Liebherr ni ningún otro fabricante ha conseguido vender grúas móviles nuevas en España, de un modo significativo, desde 2010 en adelante.

Ya apenas quedan grúas móviles usadas “de ocasión” a la venta en España, o dicho de otro modo las que quedan están algo caras para los mercados internacionales de grúas móviles autopropulsadas de segunda mano. Porque en realidad, todos los aun afortunados poseedores de este tipo de máquinas, en su mayoría de la marca Liebherr, están aguantando a la espera de la vuelta del trabajo, aunque el paso del tiempo no augura que la recuperación vaya a ser muy rápida. En cualquier caso no parece probable que se vuelva a la alegría de tiempos pasados: la venta de grúas móviles de segunda mano procedentes de Europa principalmente, sustituirá a las nuevas en la preferencias de compra y los créditos para adquirirlas ya no serán tan fáciles de conseguir, si es que quedan entidades financieras dispuestas a concederlos.

Gruas móviles en España

¿Que va a ser del sector de las grúas móviles en España, a partir de ahora…? Ni los mas viejos actores del sector, ni las mas influyentes compañías de alquiler de maquinaria en este país lo saben. Todos coinciden en que la falta de trabajo para este tipo de maquinaria pesada, esta mas cerca de hacerse crónica que de recuperarse en el corto plazo.

El sector de las grúas móviles en España ha sufrido un enorme retroceso en los últimos cinco años, no solo debido a la crisis de la construcción en nuestro país, sino a la falta de inversión en obra pública e infraestructuras de los últimos gobiernos. De las 300 unidades nuevas, como promedio, que venían importándose desde el año 1999 al 2008, se paso a apenas un par de decenas en 2010 y la demanda no se recuperará en breve, eso seguro.

El fuerte impacto de la crisis financiera en el sector industrial, también ha provocado que la demanda de trabajos de grúas móviles en España haya perdido uno de sus principales motores y quizá la mas diversificada de sus aplicaciones. Véase el caso del montaje de aerogeneradores y otras fuentes de energía renovables o el clásico trabajo de movimiento de maquinaria y las paradas por mantenimiento en nuestras fábricas, ahora ya desgraciadamente mucho menos frecuentes.

El pesimismo reina en el sector y el en otrora floreciente negocio de venta de grúas móviles en España, también ha caído en mínimos históricos, de modo que apenas llegan grúas nuevas a la península ibérica y por el contrario se produce una continua sangría de las unidades que se han canadian pharmacy guide venido vendiendo en los años de bonanza económica, que a su vez se han exportado ahora por todo el mundo, desde el año 2008 en adelante. Como consecuencia de esto, un gran porcentaje de las empresas alquiladoras de grúas móviles en España, se encuentran en situación de concurso (suspensión de pagos) sino en proceso de liquidación.

La situación del sector de las grúas móviles en España, debería servir de ejemplo y enseñanza en otros países y mercados: un aumento puntual de la demanda de trabajos para estos equipos, no puede justificar la creación indiscriminada de nuevas empresas alquiladoras; el crecimiento brutal de las flotas de grúas y como consecuencia una competencia desleal que conlleva no solo a un descenso continuado de los precios de alquiler, sino a una situación de apalancamiento financiero e inviabilidad económica de las propias empresas alquiladoras.