Grove Archivos - Kranex

Gruas móviles de ocasión en España

¿Por qué España se ha convertido en el gran supermercado europeo para la venta de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión? ¿Que ha provocado este fenómeno de progresión inusual del mercado de maquinaria de segunda mano? ¿Por qué han desaparecido o están en venta tantas empresas de alquiler de grúas móviles? ¿Que ha pasado en el sector para que en menos de 5 años el parque móvil de grúas autopropulsadas en España haya descendido a menos de la mitad?

Son varios los antecedentes a considerar para llegar a una conclusión lógica. Quizá el hecho que mas ha condicionado el resultado final ha sido el enorme número grúas móviles autopropulsadas nuevas y usadas que se han vendido en España, Liebherr y Demag sobre todo, desde finales de los años 90, hasta el comienzo de la crisis en el año 2008, a razón de 400 unidades totales al año, de media. Otro hecho importante es la burbuja inmobiliaria que arranco paradójicamente también a finales de los 90 y pinchó con la crisis financiera del crédito, en 2007. Por otro lado, en este año se acabaron los fondos estructurales de la Unión Europea, que han venido usándose en los grandes programas de inversión pública en obra civil e infraestructuras.

A este caldo de cultivo se unió a principios del nuevo siglo XXI la carrera de las energías renovables y su repercusión en el mercado de alquiler de grúas móviles de gran capacidad, con la aparición de los primeros parques eólicos y la repentina demanda de grúas móviles autopropulsadas Liebherr y Terex (Demag) nuevas o usadas de este tipo, en España y Portugal. La proliferación de pequeñas empresas de alquiler de grúas móviles, fomentó el crecimiento de una demanda no justificada de estos equipos en nuestro país, incluso en el mercado nc board of pharmacy de ocasión de segunda mano.

Resultado: Con la crisis del crédito a las empresas, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la drástica reducción de la demanda de la construcción pública y privada, el parque de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión en venta en España, principalmente de las marcas Liebherr, Terex Demag, Grove o Luna, creció exponencialmente y en algunos casos, la premura y ansiedad de algunas empresas de alquiler de grúas móviles, provocó un efecto llamada inmediato en los principales mercados de compraventa internacionales de maquinaria de segunda mano.

El número de grúas móviles autopropulsadas en alquiler comenzó a bajar drásticamente en España, pero no al frenético ritmo de descenso de la demanda de faena, ya que nadie pretendía cerrar su negocio en un principio, pero los números mandan y la ya tristemente famosa Ley Concursal, ha hecho el resto. De igual modo, ni Liebherr ni ningún otro fabricante ha conseguido vender grúas móviles nuevas en España, de un modo significativo, desde 2010 en adelante.

Ya apenas quedan grúas móviles usadas “de ocasión” a la venta en España, o dicho de otro modo las que quedan están algo caras para los mercados internacionales de grúas móviles autopropulsadas de segunda mano. Porque en realidad, todos los aun afortunados poseedores de este tipo de máquinas, en su mayoría de la marca Liebherr, están aguantando a la espera de la vuelta del trabajo, aunque el paso del tiempo no augura que la recuperación vaya a ser muy rápida. En cualquier caso no parece probable que se vuelva a la alegría de tiempos pasados: la venta de grúas móviles de segunda mano procedentes de Europa principalmente, sustituirá a las nuevas en la preferencias de compra y los créditos para adquirirlas ya no serán tan fáciles de conseguir, si es que quedan entidades financieras dispuestas a concederlos.

Gruas móviles

¿Que ventajas tiene el negocio de las grúas móviles, respecto de otros alquileres de maquinaria? Básicamente se trata de alquiler con conductor, lo que redunda en la seguridad del alquilador al dejar al cargo a un operario de su empresa. En esto se diferencian las grúas móviles fundamentalmente, es necesario estar muy cualificado para operarlas y evitar accidentes.

Por otro lado las grúas móviles son sin duda la maquinaria pesada que mejor conserva su valor de mercado con el tiempo, o si se prefiere la que menos se deprecia. ¿Alguien se ha preguntado alguna vez porque ocurre esto? Es tan paradójico que a veces, dependiendo de la demanda de unos modelos concretos, su precio experimenta un repunte fuera de la lógica debido a la edad y el estado del equipo.

A mi se me ocurren varias explicaciones a este fenómeno, aunque no creo que ninguna por si sola pueda explicarlos de forma unívoca y que en realidad es un conjunto de circunstancias propias y ajenas a las grúas móviles, las que provocan ese comportamiento irregular o al menos, poco predecible:

En primer lugar la fabricación de las grúas móviles todoterreno rápidas, de las marcas / fábricas “alemanas tradicionales”: Liebherr, Demag (Terex), Grove (Manitowoc) y Faun (Tadano), son bastante limitadas y sin duda muy inferiores a la capacidad de producción de grúas chinas, en una relación de una a diez a favor de las orientales. En la pasada década, escasamente se sobrepaso la cifra de 4.000 unidades totales, fabricadas en Alemania.

La demanda de grúas móviles, depende fuertemente del tipo de trabajo/ obra/ servicio, lo que provoca que este fuertemente regionalizada. De ahí que en algunos casos, algunos mercados estén dispuestos a pagar mas por algunos modelos o incluso a seguir comprando modelos muy antiguos, etc.

En algunos casos, hay determinados macroproyectos que necesitan de un modelo concreto o singular de grúa móvil. En estos casos el coste de la inversión en la máquina es casi despreciable, comparado a la magnitud total. Si el modelo existe o se puede adaptar al trabajo de elevación en sí, el precio de venta se puede incrementar en función de una oferta escasa. Recuerdo un caso de una grúa de celosía antigua, para lanzar bloques de hormigón al mar en un puerto africano, cuyas tablas de carga eran las mas idóneas para el trabajo…

Por otro lado, al tratarse de una venta muy técnica, con alto riesgo por parte del comprador en cuanto al estado del equipo y del vendedor en cuanto al pago, es muy conveniente la intervención de empresas intermediarias cualificadas, que aseguren el éxito de la operación y la satisfacción de ambas partes, con una pequeña participación en el beneficio, en la mayoría de los casos.

Sin duda hay muchos mas condicionantes que regulan el precio de venta de las grúas móviles, pero su estudio será objeto de futuros “posts”.