grúas móviles autopropulsadas Archivos - Kranex

ALQUILER DE GRUAS MÓVILES ENTRE ZARAGOZA Y EL MEDITERRÁNEO

El área del Mediterráneo ha sido una de las zonas mas activas de alquiler de grúas móviles autopropulsadas en España, en la última década. La componen fundamentalmente las empresas de las comunidades de Cataluña (con Barcelona y Tarragona a la cabeza) y Valencia, pero también han tenido una gran influencia tanto Murcia como la provincia de Almería. El triángulo compuesto por estas dos comunidades mas la provincia de Zaragoza, ha contado con empresas de alquiler de distintas configuraciones y tamaños que han tenido la ocasión de exportar sus servicios por todo el territorio nacional.

Mientras Barcelona y Tarragona en Cataluña, contaban con un mercado atomizado en manos de decenas de pequeñas y medianas empresas de alquiler de grúas móviles autopropulsadas, donde apenas destacaban cinco o seis de ellas por contar con mayor solvencia y un parque mas variado y de mayor tonelaje (Grúas JJ, Serrat, Grúas Palau, Caballer, Leman, …); Valencia era sin embargo un claro ejemplo de dominio por parte de dos grandes empresas de alquiler en la región (Grúas Rigar y Grúas Bonet), con flotas de cerca de cien grúas móviles autopropulsadas y mas de doscientos vehículos en total. Ambas empresas competían con otras de mucho menor tamaño diseminadas entre la capital y el interior de la propia provincia de Valencia, lejos de la costa y con un puñado en Castellón y Alicante, de una relevancia aún mucho menor. De igual modo en Zaragoza, dos grandes empresas de alquiler como Ebrolift y El Portillo, tuvieron la ocasión de aprovechar el mercado local, el del mediterráneo hacia Barcelona y gracias a su favorable situación logística, de colocar grúas móviles autopropulsadas cerca de Madrid, si la ocasión lo merecía.

Barcelona, Valencia y Zaragoza, constituyen un triángulo geográfico que ha supuesto una cantera inagotable de trabajos de infraestructura hasta la crisis de 2008, en materia de carreteras, ferrocarril, líneas de metro, etc., lo que supuso la proliferación de empresas de alquiler y concentró en la zona cientos de grúas móviles de todas las marcas y tamaños, desde celosías de 600 t a grúas autopropulsadas de dos ejes, pasando por grandes telescópicas de todas las capacidades (700 t, 500 t, 400 t, 350 t, …). De hecho, el mercado de ocasión en España, se ha cebado especialmente en este area geográfica, debido a la abundancia de equipos inactivos durante la crisis del sector de la construcción, sobre todo en la costa, que aún perdura.

Mas allá de la situación del mercado de grúas móviles autopropulsadas de ocasión en la Comunidad Autónoma de Valencia, en Barcelona y Tarragona y en la propia Zaragoza, el comportamiento del mercado no ha sido muy diferente durante la crisis del sector de la construcción. Junto a la desaparición de muchas empresas alquiladoras de tamaño pequeño y medio, las flotas se han reducido, con suerte, a una tercera parte de su tamaño original antes de la crisis. En Tarragona por ejemplo, coexistían hasta diez empresas de alquiler de grúas móviles de tamaño similar y destacaba especialmente la competencia entre las dos mas poderosas: Rigar y Lemán.

La refinería, el puerto y una pequeña industria sostenían la actividad en la pequeña plaza de Tarragona.

Legislación y normativa de gruas móviles autopropulsadas

¿Existe en España una legislación y normativa específicas para las grúas móviles auto-propulsadas? ¿Pueden las ITC, las normas técnicas une y las normas de buenas prácticas (ntp) reducir la siniestralidad con grúas móviles? ¿Son eficaces las Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC) a la hora de establecer el reglamento para la inspección de grúas móviles, por parte de Organismos Competentes externos?. Espero poder contestar a estas preguntas en los párrafos siguientes, dando una visión generalista del Real Decreto RD 837/2003 de 27 de Junio.

En efecto el tema es demasiado denso para ser tratado con profundidad aquí. La idea de este post es analizar la estructura general de la legislación y normativa relativa a grúas móviles autopropulsadas como un aparte del Reglamento general de aparatos de elevación. Como complemento existen la norma oficial ntp de uso recomendado para el manejo de grúas móviles, editada por el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo y las normas UNE específicas de esta maquinaria.

En el BOE de 17 de julio de 2003, aparece oficialmente publicado el RD 837/ 2003 de 27 de junio que aprueba el nuevo texto de la ITC MIE-AEM-4 del Reglamento de aparatos de elevación y manutención referente a grúas móviles autopropulsadas, en sustitución de la misma ITC aprobada por el Real Decreto RD 2370/ 1996 de 18 de noviembre, en este caso solo referida a grúas móviles autopropulsadas usadas. La nueva normativa amparada por el R.D., pretendía ampliar los criterios de seguridad, las condiciones de utilización, mantenimiento, revision e inspección oficial de todas las grúas móviles que constituyesen el parque nacional existente. Eso sí, las nuevas normas emanadas del RD 837/ 2003, todavía excluyen a las grúas pórticos sobre neumáticos canadian pharmacy y a las grúas móviles autocargantes. Esta nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC), no contradice en ningún caso a las Directrices de la Unión Europea, ni a ningun otro reglamento o legislación específicos, sino que levemir flexpen canadian pharmacy permite el seguimiento de las condiciones de seguridad mas allá del mantenimiento preventivo y la inspección fijada por el propio fabricante de la máquina.

Complementado este Reglamento, la legislación sobre grúas móviles autopropulsadas contempla también las normas NTP, en concreto la NTP 208, o guía de buenas prácticas que aunque no sean de obligado cumplimiento, vienen recogidas en una disposición normativa vigente. La norma NTP 208 viene a dar una visión general sobre los riesgos específicos y las normas de prevención de riesgos y medidas de inspección recomendadas a la hora de trabajar con grúas móviles.

Por último, están las normas españolas UNE específicas, que inciden sobre aspectos de la seguridad en la utilización de los distintos componentes y modalidades de trabajo con grúas móviles: normas UNE sobre el equipo eléctrico; sobre el equipo neumático o sobre el equipo hidráulico, por ejemplo. Normas UNE sobre la estabilidad; el accionamiento; ins-trucciones de servicio y mantenimiento; etc. Sería por tanto lícito admitir que en España, tanto la operación como la inspección de las grúas móviles autopropulsadas, están razonablemente bien reguladas.

Gruas móviles de ocasión en España

¿Por qué España se ha convertido en el gran supermercado europeo para la venta de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión? ¿Que ha provocado este fenómeno de progresión inusual del mercado de maquinaria de segunda mano? ¿Por qué han desaparecido o están en venta tantas empresas de alquiler de grúas móviles? ¿Que ha pasado en el sector para que en menos de 5 años el parque móvil de grúas autopropulsadas en España haya descendido a menos de la mitad?

Son varios los antecedentes a considerar para llegar a una conclusión lógica. Quizá el hecho que mas ha condicionado el resultado final ha sido el enorme número grúas móviles autopropulsadas nuevas y usadas que se han vendido en España, Liebherr y Demag sobre todo, desde finales de los años 90, hasta el comienzo de la crisis en el año 2008, a razón de 400 unidades totales al año, de media. Otro hecho importante es la burbuja inmobiliaria que arranco paradójicamente también a finales de los 90 y pinchó con la crisis financiera del crédito, en 2007. Por otro lado, en este año se acabaron los fondos estructurales de la Unión Europea, que han venido usándose en los grandes programas de inversión pública en obra civil e infraestructuras.

A este caldo de cultivo se unió a principios del nuevo siglo XXI la carrera de las energías renovables y su repercusión en el mercado de alquiler de grúas móviles de gran capacidad, con la aparición de los primeros parques eólicos y la repentina demanda de grúas móviles autopropulsadas Liebherr y Terex (Demag) nuevas o usadas de este tipo, en España y Portugal. La proliferación de pequeñas empresas de alquiler de grúas móviles, fomentó el crecimiento de una demanda no justificada de estos equipos en nuestro país, incluso en el mercado nc board of pharmacy de ocasión de segunda mano.

Resultado: Con la crisis del crédito a las empresas, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la drástica reducción de la demanda de la construcción pública y privada, el parque de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión en venta en España, principalmente de las marcas Liebherr, Terex Demag, Grove o Luna, creció exponencialmente y en algunos casos, la premura y ansiedad de algunas empresas de alquiler de grúas móviles, provocó un efecto llamada inmediato en los principales mercados de compraventa internacionales de maquinaria de segunda mano.

El número de grúas móviles autopropulsadas en alquiler comenzó a bajar drásticamente en España, pero no al frenético ritmo de descenso de la demanda de faena, ya que nadie pretendía cerrar su negocio en un principio, pero los números mandan y la ya tristemente famosa Ley Concursal, ha hecho el resto. De igual modo, ni Liebherr ni ningún otro fabricante ha conseguido vender grúas móviles nuevas en España, de un modo significativo, desde 2010 en adelante.

Ya apenas quedan grúas móviles usadas “de ocasión” a la venta en España, o dicho de otro modo las que quedan están algo caras para los mercados internacionales de grúas móviles autopropulsadas de segunda mano. Porque en realidad, todos los aun afortunados poseedores de este tipo de máquinas, en su mayoría de la marca Liebherr, están aguantando a la espera de la vuelta del trabajo, aunque el paso del tiempo no augura que la recuperación vaya a ser muy rápida. En cualquier caso no parece probable que se vuelva a la alegría de tiempos pasados: la venta de grúas móviles de segunda mano procedentes de Europa principalmente, sustituirá a las nuevas en la preferencias de compra y los créditos para adquirirlas ya no serán tan fáciles de conseguir, si es que quedan entidades financieras dispuestas a concederlos.

Gruas móviles autopropulsadas

¿Que se entiende por grúas móviles autopropulsadas? ¿Cuantos tipos hay? ¿Cual sería la clasificación mas precisa en my canadian pharmacy corp review función de sus prestaciones? Algo que siempre me ha sorprendido es la diferencia de aceptación de unos tipos sobre otros en diferentes partes del mundo.

Básicamente hay dos grandes grupos de grúas móviles autopropulsadas: las que pueden moverse por cualquier carretera o las que simplemente pueden hacerlo tan solo por carreteras secundarias, caminos o campo a través. En el primer grupo entrarían las grúas todoterreno (all terrain), las grúas sobre camión, los camiones pluma, las grúas torre automontantes o autodesplegables (Spearings) y poco mas. En el otro gran grupo encontramos los ejemplos de propulsión sobre terrenos muy difíciles: las grúas móviles autopropulsadas sobre orugas y las puramente todoterreno o ¨lentas¨, en todas sus, sin duda, numerosas variantes.

A primera vista, el primer grupo es el mas homogéneo de los dos, aunque a tenor de la utilización que se pretenda dar al equipo, pueden aparecer ventajas evidentes que provoquen la elección prioritaria de unos sobre otros. En zonas con grandes distancias entre los lugares de trabajo, se imponen claramente las grúas montadas sobre camión. Solo la versatilidad de las AT´s o todoterreno rápidas, conlleva que canadian national association of pharmacy sean las preferidas en amplias zonas de Europa, por ejemplo. En Estados Unidos, sobre todo las de camión ganan por goleada; siendo esta una de las únicas cosas en las que coincide con su nación menos apreciada, Cuba, donde las grúas sobre camión de la extinta marca española Luna, siguen recorriendo el país de una punta a otra.

En el segundo grupo de grúas móviles autopropulsadas, las diferencias vienen marcadas fundamentalmente por la capacidad. Mientras las máquinas sobre orugas, suelen montar largas plumas de celosía de capacidades por encima de las 200 t, las grúas de chasis todoterreno, o bien son grúas de parque o bien de obra, pero montan plumas telescópicas y raramente pasan de las 100 toneladas europeas, de capacidad de elevación. La única excepción a esta regla son las grúas móviles de puerto, que bien sobre ruedas o sobre raíles, igualan e incluso superan en muchos casos las capacidades de carga de otras grúas de celosía, a radios medios.

Otra curiosa clasificación de las grúas móviles autopropulsadas, es la que se refiere a los cuatro grandes fabricantes en Alemania: mientras Demag y Liebherr jamás se interesaron por la fabricación de las grúas todoterreno lentas, por su parte ni Grove, ni Tadano Faun se plantearon el desarrollo de grúas con plumas de celosía. Gracias a ello, ahora Terex Demag y Liebherr lideran por delante de otros fabricantes como Manitowoc, Kobelco, Sumitomo, Sennebogen o el propio Sany en China, el desarrollo de esta tecnología que permite llevar a cabo los izajes mas impresionantes, con grúas que pueden desplazarse por si solas en el lugar de trabajo. Sin embargo, prácticamente todos los fabricantes a nivel mundial han producido alguna vez grúas móviles sobre camión.