Terex Demag Archivos - Kranex

TEREX DEMAG AC 25

En el año 1997, Demag Mobile Cranes Gmbh, hoy empresa del grupo Terex cranes, decidió sacar al mercado una nueva gama de grúas móviles todoterreno, con una característica realmente diferenciadora: las nuevas grúas tendrían una sola cabina y serían las mas compactas de entre las grúas de su categoría y capacidad.

Terex-demag-ac-25De este modo, en ese año nació la primera de esas grúas, la AC 75, que poco después pasó a llamarse AC 25. La razón de cada denominación, es que mientras la primera hacia referencia a los tonelámetros (capacidad x radio), la segunda lo hacia directamente a su capacidad nominal. Lo realmente extraordinario de este modelo y que aún hoy en día sigue siendo su ventaja competitiva y su razón de ser, es su gran compacidad, pues con los neumáticos de serie es capaz de reducir su altura hasta situarla por debajo de los tres metros, lo que permita que pueda entrar en patios interiores de algunos edificios y trabajar en zonas después de atravesar pasajes tan bajos por los que ninguna otra grúa similar podría acceder. Además, su radio de giro era de apenas seis metros y medio.

Pese a las burlas y comentarios jocosos acerca de su aspecto, la AC 25 convenció a no pocos gruístas pioneros, que quedaron sorprendidos por una grúa capaz de llevar todo su equipo (incluyendo el plumín) y contrapeso en una configuración que en ningún caso sobrepasaba las 12 t por eje. De hecho, la grúa en orden de marcha no superaba las 22 t. Además podía circular a 85 km/h por carretera, gracias a su transmisión automática Allison, que por ende no se averiaba prácticamente nunca.

Otra gran ventaja era la posibilidad de trabajar con la pluma en posición totalmente horizontal, gracias a la ausencia de cabina del chasis, lo que sumado a su reducida base de estabilización, le permitía ser la grúa ideal para mover cargas en el interior de naves industriales, fábricas, etc. La invención del plumín corto de montaje, también llamado runner, de 1,2 m de longitud, supuso una enorme ventaja para superar obstáculos en espacios reducidos de las naves, ganando un poco mas de altura, evitando el riesgo de colisión con la pluma principal.

grafico-terex-demag-ac-25No obstante, su limitada capacidad y su corto sistema de plumas, impedían que la grúa trabajase mas allá de los 40 m de altura y de los 30 metros de radio, lo que sin duda lastró mucho las ventas de este modelo en aquella época. En el año 2002 sufrió un restyling, que resultó en un modelo de mayor capacidad, la AC 30, con notables mejoras como el cambio del antiguo motor Perkins por un Cummins mas potente, el refuerzo del acero de la pluma y el chasis, el aumento de contrapeso a 2,3 t y un nuevo cilindro de telescopaje de mayor empuje. Pese a los intentos, lamentablemente la AC 30 fue descatalogada en el año 2013.

Gruas móviles de ocasión en España

¿Por qué España se ha convertido en el gran supermercado europeo para la venta de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión? ¿Que ha provocado este fenómeno de progresión inusual del mercado de maquinaria de segunda mano? ¿Por qué han desaparecido o están en venta tantas empresas de alquiler de grúas móviles? ¿Que ha pasado en el sector para que en menos de 5 años el parque móvil de grúas autopropulsadas en España haya descendido a menos de la mitad?

Son varios los antecedentes a considerar para llegar a una conclusión lógica. Quizá el hecho que mas ha condicionado el resultado final ha sido el enorme número grúas móviles autopropulsadas nuevas y usadas que se han vendido en España, Liebherr y Demag sobre todo, desde finales de los años 90, hasta el comienzo de la crisis en el año 2008, a razón de 400 unidades totales al año, de media. Otro hecho importante es la burbuja inmobiliaria que arranco paradójicamente también a finales de los 90 y pinchó con la crisis financiera del crédito, en 2007. Por otro lado, en este año se acabaron los fondos estructurales de la Unión Europea, que han venido usándose en los grandes programas de inversión pública en obra civil e infraestructuras.

A este caldo de cultivo se unió a principios del nuevo siglo XXI la carrera de las energías renovables y su repercusión en el mercado de alquiler de grúas móviles de gran capacidad, con la aparición de los primeros parques eólicos y la repentina demanda de grúas móviles autopropulsadas Liebherr y Terex (Demag) nuevas o usadas de este tipo, en España y Portugal. La proliferación de pequeñas empresas de alquiler de grúas móviles, fomentó el crecimiento de una demanda no justificada de estos equipos en nuestro país, incluso en el mercado nc board of pharmacy de ocasión de segunda mano.

Resultado: Con la crisis del crédito a las empresas, el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la drástica reducción de la demanda de la construcción pública y privada, el parque de grúas móviles autopropulsadas usadas de ocasión en venta en España, principalmente de las marcas Liebherr, Terex Demag, Grove o Luna, creció exponencialmente y en algunos casos, la premura y ansiedad de algunas empresas de alquiler de grúas móviles, provocó un efecto llamada inmediato en los principales mercados de compraventa internacionales de maquinaria de segunda mano.

El número de grúas móviles autopropulsadas en alquiler comenzó a bajar drásticamente en España, pero no al frenético ritmo de descenso de la demanda de faena, ya que nadie pretendía cerrar su negocio en un principio, pero los números mandan y la ya tristemente famosa Ley Concursal, ha hecho el resto. De igual modo, ni Liebherr ni ningún otro fabricante ha conseguido vender grúas móviles nuevas en España, de un modo significativo, desde 2010 en adelante.

Ya apenas quedan grúas móviles usadas “de ocasión” a la venta en España, o dicho de otro modo las que quedan están algo caras para los mercados internacionales de grúas móviles autopropulsadas de segunda mano. Porque en realidad, todos los aun afortunados poseedores de este tipo de máquinas, en su mayoría de la marca Liebherr, están aguantando a la espera de la vuelta del trabajo, aunque el paso del tiempo no augura que la recuperación vaya a ser muy rápida. En cualquier caso no parece probable que se vuelva a la alegría de tiempos pasados: la venta de grúas móviles de segunda mano procedentes de Europa principalmente, sustituirá a las nuevas en la preferencias de compra y los créditos para adquirirlas ya no serán tan fáciles de conseguir, si es que quedan entidades financieras dispuestas a concederlos.